Neuropsicología Clínica e Infantil
Quito - Ecuador

Actividades para el desarrollo de niñ@s de 19 meses

Actividades para estimulación de niños y niñas de 19 meses a 24 meses
 

Las actividades que podemos realizar con el niñ@ deben ir en relación la etapa evolutiva en el cual se encuentran desarrollándose. Esto nos hace tener presente que la maduración del sistema nervioso a la etapa de 19 meses va a evidenciar ciertas capacidades, talentos y destrezas en los aspectos de motricidad, lenguaje, cognitividad y relación social.






De esta manera las actividades que pueden realizar por área del desarrollo serían:

·                     Motriz: Juegos en los cuales l@s menores puedan con sus padres correr, sentarse, levantarse, reptar por un túnel, a esta edad se empieza a desarrollar en l@s menores el saltar así que es excelente que los padres busquen el lograr que sus hijos realicen esta destreza motriz. Subir y bajar escaleras les encanta y esa actividad tonificará sus miembros inferiores y ayudará en la coordinación, A los 19 meses el menor es capaz de lanzar objetos como puede ser una pelota. Como ya son capaces de sentarse en una silla a su medida podríamos jugar a poner música y cuando se detenga sentarnos. L@s menores en esta etapa ya manejan la cuchara, sería genial salir con sus padres a un parque en un buen día de sol a compartir una comida en la cual el niñ@ deba utilizar su cuchara.





·                     Lenguaje : En esta etapa ya se empieza a evidenciar pronunciación de palabras, ya mencionan a su manera los nombres de sus seres queridos, por lo cual sería genial que junto a su madre jueguen a reconocer en fotografías a sus seres queridos y esta actividad no solo ayudará en el desarrollo del lenguaje, sino que aportará al desarrollo de la atención, la memoria y a los procesos senso-perceptivos. Son capaces de seguir melodías sencillas por lo cual sería genial que en un buen día de sol vayamos con el niñ@ a un espacio abierto y juguemos a cantar canciones sencillas y ayudarlo a asociar el contenido de la canción con la realidad, por ejemplo, con la canción los pollitos dicen realizar movimientos que representen la letra de dicha canción, lo que ayudará a que en el cerebro del niñ@ empiece a desarrollarse el fenómeno de que la palabra genere imágenes mentales. A esta etapa ya son capaces de comprender dos órdenes sencillas, por lo cual sería genial jugar en un parque cosas como trae la pelota y entrégale a papá, siéntate y levanta las manos, etc.  
 






·                     Personal Social: En esta etapa el niñ@ ya es capaz de sacarse alguna prendas de vestir, podríamos jugar a ponérnoslas y quitárnoslas. A los 19 meses empiezan a imitar todo lo que hacen los adultos, podríamos jugar a haz lo mismo que yo y sería excelente hacerlo en césped para que puedan disfrutar del contacto del cuerpo con la naturaleza. Son capaces de mantener la atención por más tiempo por lo que disfrutando del aire libre podríamos aprovechar para contar un cuento y dramatizar el contenido del mismo.  
 

Ante estas recomendaciones vale la pena realizar una extra que es dirigida netamente al padre y madre, puesto que en ocasiones queremos exigir un desempeño perfecto a su hij@, es decir que coma impecablemente, no ensucie la ropa, no riegue la comida, coma siempre que los adultos lo deseen olvidando que el niñ@ en ocasiones no lo quiere hacer o simplemente no le gusta), no lo olvide el niñ@ para aprender debe experimentar; la importancia de tener presente esta indicación es vital puesto que el menor a la etapa de 19 meses se encuentra desarrollándose, es decir, aprendiendo y por ende será luego de unos años cuando estas funciones el menor las realice con perfección. No lo olvide se encuentra en el inicio de la adquisición de las destrezas psicomotrices, por lo cual, los gritos, reproches, sacudidas, poca comprensión lo único que generarán en el niñ@ es sentimientos negativos que pueden afectar en su normal desarrollo o coartar el desarrollo de algún talento.




Jugar al aire libre es el mejor regalo que un padre puede realizar a un niñ@ puesto que estar en espacios abiertos motivará al niño a correr más y por ende tonificar mejor su sistema locomotor, sus pulmones y su corazón serán más fuertes. Estar jugando en espacios abiertos mejora la coordinación espacial del menor. El estar jugando en espacios abiertos hace que el niñ@ ría y al practicar este buen hábito en el cerebro del niñ@ se generan dos neurotransmisores dopamina y serotonina ambas substancias neurobiológicas importantes para que el niñ@ sea optimista, alegre, autocontralado, mejore en su concentración.


Un consejo extra sería que los padres deben tener presente que el desarrollo Psicomotriz de su hij@ es también responsabilidad suya, es decir, en los seres humanos el sistema nervioso madura de manera natural y por estimulación del medio externo los seres humanos, pero un niñ@ que no salga a jugar no desarrollará ciertas funciones que solo se las adquiere al estar en contacto con el mundo.  

 
 
MSc. Carlos Ramos
Neuropsicólogo Clínico
Psicólogo Infantil – Psicorehabilitador
Quito – Ecuador
neuropsicologiaplugins@hotmail.com